sábado, 5 de octubre de 2013

EXTRA RADIO


Preparo la escaleta, en la misma radio en la que empecé, cuando pinchaba discos de los setenta y de toda la nueva ola madrileña. Por aquel entonces, retransmitíamos desde el cuarto de un piso en el extrarradio de Madrid, en plena ebullición por la llegada de la democracia y la libertad. Vivíamos con lo justo, una despensa, un sofá y una manta. Algo de café. Y poco más. Tirábamos de ilusión y de echarnos p´a lante con las dificultades que se nos presentaban. Nunca pensamos que la radio pudiera subsistir más de una década. Se hizo por placer y por ocupar un espacio cultural que la dictadura dejó yermo. Después de 25 años, de cambios generacionales y a punto de cerrar por chorizos del pelotazo que se lo llevaban crudo con la poca subvención que nos llegaba de Europa, continuamos en las ondas en una época dura que no nos hizo tirar la toalla. Y aunque la historia se repite por la indiferencia y el abandono, volvemos al punto de partida. Con la ilusión de siempre y la buena voluntad de unos pocos. En unos segundos estamos, de nuevo en el aire. Así... ¿hasta cuándo?.